lunes, 8 de julio de 2013

¿Cuánto sale ser feliz?

Mis pensamientos cambian tan seguido que ya todo me cuestiono, ya casi no lloro, sólo sonrío a pesar de lo vivido, he aprendido que vale la pena luchar aunque no tengas armas ni fuerzas, aunque todo sea tristeza... Hay que mirar al cielo y agradecerle de nuevo, hay que pelear contra el mal y ganar, sentirse inmortal y ya nada te lastimará, no estarás en soledad...

Las heridas se desvanecen y te sentís más alegre, nadie te puede derrotar, sos todo un guerrero que acaba de ganar y que al mundo sorprenderá, tu mente cambió, sos otra persona, ya nadie puede hacerte daño, sólo olvida el pasado...